domingo, 12 de mayo de 2013

''Ven a pudrirte conmigo''

If you follow me, 
you will only get lost.

La seguridad que hay en mí al pronunciar estas palabras dan a saber que por un lado deseo estar sola, sin nadie a mi alrededor, porque de esta forma, el constante miedo de estar decepcionando o molestando a alguien no estaría ahí, y no perdería a nadie. Porque lo que no hay, no se puede perder. Y la gente, a la gente siempre se pierde, o al menos en mi caso. Al menos en mi caso. Me echo la culpa de que la gente se marche, de que me dejen. La pregunta es, ¿realmente es mi culpa? Cuando tanta gente que antes era tan cercana ha ido alejándose de ti, empiezas a pensar que la culpa la tienes tú. Que si todos tras haber llegado tan cerca de conocerte del todo, algunos hasta conseguirlo, se marchan, debe de ser por algo. Que es tu culpa. Pero luego piensas, ¿y si no? ¿Y si realmente has tenido la mala suerte de encontrarte a tanta gente que no merece la pena en el camino? En ese momento te acuerdas de que hay gente que realmente sigue ahí, día tras día, año tras año. No todos se han ido. Hay gente que realmente merece la pena. ¿Serán ellos el problema y no yo? 
Quién sabe. Solo sé que hay gente dispuesta a quedarse, hasta en los largos, fríos y oscuros inviernos, donde no deseo nada más que desaparecer. Siguen y seguirán ahí. No me dejes sola en este invierno mental. Quedate, sé mi acompañante. Ven a pudrirte conmigo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario