jueves, 2 de mayo de 2013

Creo que el problema está en no confiar. 
En no querer ni saber qué nos podría esperar. 
El problema está en que renunciamos a lo desconocido, 
por miedo a que sea como lo conocido.


No hay comentarios:

Publicar un comentario