domingo, 6 de enero de 2013

Y esto es un adiós.

Me conozco y te conozco.
Conozco los malos momentos, no creas que me he olvidado.
Sé que siempre me quedo con lo bueno.
Sigo intentando averiguar si eso es una virtud o un defecto.
Lo malo de acordarme de todo lo bueno es que tu imagen cambia.
Pero esto tiene que cambiar.
No voy a seguir soñando con cosas que nunca van a pasar.
No voy a seguir haciéndome ilusiones con que quizás vuelvas.
No puedo seguir engañándome.
Te quiero, pero me quiero a mí más.