domingo, 28 de octubre de 2012

''S, de silencio, de suicida y de susurros por salvarme.''

Hola.
Tú. Sí, tú. No estás solo. No, no digas que no. No vale negarlo, ni siquiera con la cabeza. Es mentira. No estás solo y nunca lo estarás. En ningún momento se te ocurra pensar que estás solo. Siempre, y repito, siempre hay y habrá alguien ahí para escucharte y ayudarte cuando más lo necesites. No digas que tú no tienes a alguien porque no es así. Alguien, puede que ni sepas quien, está dispuesto a hacer cualquier cosa por ti. Suena increíble, ¿verdad? Pero es verdad. ¿Te has parado a pensar en la cantidad de gente que ha sonreído gracias a ti durante todos estos años? ¿No verdad? Pues piénsalo. Piensa en la sonrisa de tu madre cuando volvías del colegio con ese dibujo tan bonito que le hiciste. Piensa en las lágrimas que casi se le escapan a tu padre cuando te vió soplar las velas. Acuérdate de los 'te quiero' de tus abuelos, de tus tíos, de tus amigos y de cualquier persona que te lo haya dicho en algún momento de tu vida. ¿De verdad crees que merece la pena mandar todo eso a la mierda? ¿De verdad? No. No digas que sí. Sabes que no merece la pena. Acuérdate de todos los buenos momentos que has pasado, y los que te quedan por vivir. Porque los vas a vivir. Aunque la vida tenga sus momentos difíciles, que pueden durar meses o incluso años, siempre hay una luz al final del túnel. Porque esto es así, aunque tu vida ahora sea un túnel frío, oscuro y que parece interminable, no lo es. Ningún túnel lo es. Al final siempre conseguirás salir, no importa cuanto tardes, siempre conseguirás salir de ahí y volverás a ver la preciosa luz de un día de primavera. ¿De verdad quieres no volver a sentir la brisa por tu pelo durante un precioso atardecer de primavera? ¿De verdad que no quieres volver a sentir el frío agua del mar recorrer tu cuerpo los calurosos días de verano? ¿De verdad que no quieres bailar en la lluvia de otoño y tumbarte en la nieve del frío invierno? ¿De verdad? Piénsalo. Te queda tanto por vivir. Y no lo vivirás solo. No. Porque no estás solo. De veras. Te lo prometo.
Firmado, .

No hay comentarios:

Publicar un comentario